Esta chica fue plantada en el altar por su novio y lo que hizo no es algo que muchos se esperaban

A sus 23 años de edad, Shelby Swink conoció en la universidad, a quien actualmente es su ex novio. Luego de un romance de tres años, finalmente se comprometieron en marzo de 2014, y a partir de ahí empezaron a planificar su boda que se celebraría en noviembre, unos meses después.

Sin embargo, cuando finalmente había llegado la semana en la que se casarían, el entonces prometido de la chica ya no estaba enamorado de ella y por tanto, ya no quería pasar con ella el resto de su vida.

“PUM. El sueño de casarme y tener hijos con el hombre que pensaba iba pasar el resto de mi vida, se había desvanecido”.

plantada en el altar

“Estaba en shock y no tenía idea de qué hacer. Quedé paralizada, y en los días siguientes me dediqué únicamente a realizar un sin fin de llamadas a los invitados y proveedores para cancelar los servicios que habíamos contratado para la fiesta”.

A pesar de que Shelby contaba con el apoyo de sus amigos y familiares, nadie de ellos estaba seguro de como reaccionar el día que había sido marcado para la boda. Sin embargo, ella estaba segura de lo que menos necesitaba: un día de compasión y condolencias.

Fue a partir de ahí que la fotógrafa Elizabeth Hoard le propuso una forma de cerrar el ciclo y dejar todo atrás: crear una sesión de fotos en donde se le capturaría destruyendo el vestido de novia, al más puro estilo de la diversión y con colores alegres.

“Al principio parecía una locura, pero más tarde y tras pensarlo mucho, me di cuenta que era la solución perfecta. Después de todo, se trataba de un solo vestido, algo material”.

plantada en el altar 2

“Sabía que el primero de noviembre iba a ser un día divertido y de felicidad, donde estaría rodeada de mis amigos y familiares que se preocupan por mí y me quieren. Pensé; la decisión que tomó mi ex-novio no iba a quitarme eso”.

Sus padres también la acompañaron durante la sesión de fotos y a pesar que había sido la mamá de la chica quién había pagado por el vestido, reaccionó de forma muy positiva cuando Shelby le comentó lo que ella había planeado. El papá por su parte, incluso llevó champán y unos puros para festejar.

349

278

“Mi mamá fue quien pagó por el vestido, y por tanto, yo estaba nerviosa pensando en cómo iba a reaccionar cuando le dijera lo que quería hacer. Fue maravilloso que ambos me apoyaron al 100% y quisieron estar ahí para mí”.

La sesión de fotos se tornaría más divertida luego de que sus damas de honor la acompañaran en el evento.

plantada en el altar 3

No podría haber pedido mejores amigas. Ni siquiera soy capaz de describir lo liberador y catártico que fue la experiencia. En el momento que la pintura chocó contra el vestido por primera vez, me sentí liberada de toda pena.

“En lugar de acostarme y dejar que la vida me pisotee, preferí levantarme y encarar la situación de frente”.

Y así es como el ejemplo de esta joven debería servir a muchos otros más que luego de terminar con hermosas y largas relaciones, a pesar de ser duro, lo mejor es seguir adelante y liberarse de todo dolor para disfrutar los hermosos momentos que la vida traerá en el futuro.

Por último, Shelby agregó una palabras dedicadas a su ex-novio:

“Gracias por liberarme de un gran futuro dolor. Gracias por empujarme a darme cuenta de mi propia fuerza. Gracias por enseñarme que nadie puede quitarme la felicidad. Gracias por dejarme ir para que pueda encontrar el verdadero amor. ¡GRACIAS!”.

Fotografías de Elizabeth Hoard Photography

Add Comment