Peña Nieto gasta mas de 2 millones de dólares en Ropa

Una exclusiva tienda de ropa de diseño para hombres de Rodeo Drive, en el bullicioso y despampanante Beverly Hills, puso el nombre del Gobernador Enrique Peña al nivel de la realeza europea y de los magnates multinacionales, sólo por ser totalmente… cliente frecuente.

Tienda Bijan Peña Nieto

Se destaca la membresía del Mandatario mexiquense como cliente frecuente de La Casa Bijan, exclusiva firma de ropa sobre diseño para caballeros, considerada la tienda más cara del mundo en su tipo.

La distinción consiste en grabar en un reloj de pared el nombre del cliente, el cual lleva la bandera de su país de origen y está sincronizado con el horario de este lugar, para presumirlo en el aparador del 420 de Rodeo Drive. De acuerdo con el vídeo, la tienda agradece con esta distinción a quiénes hayan gastado al menos 2 millones de dólares.

El escaparate ostenta, entre otros, los nombres del Príncipe William y el Príncipe Carlos, de Gales, y del Rey Juan Carlos, de España, así como de mexicanos como Carlos Slim y los hermanos Carlos y Jorge Hank Rhon, éste último consignado por las autoridades mexicanas por el presunto delito de posesión de armas de uso exclusivo del Ejército.

De acuerdo con el discurso que plantea el usuario en el video que grabó, a esta exquisita cortesía de opulencia sólo pueden aspirar aquellos clientes frecuentes que hayan gastado al menos 2 millones de dólares en la boutique.

En una toma sin cortes de edición, las imágenes muestran el reloj de Peña en la codiciada vitrina, con la hora local de México.

Entre las delicias que ofrece La Casa Bijan para pasar inadvertido entre el glamour californiano de Beverly Hills, lleno de estilo y clase, hay desde pares de calcetines de 50 dólares hasta trajes de 50 mil.

Para muestra de la fama y exclusividad de la boutique, un botón: se considera que Bijan creó, en 1981, la primera loción de hombre que enfrascó en una botella de 6 onzas, con un costo de 3 mil dólares. Ahora, la botella continúa a la exposición permanente del sistema de museos Smithsoniano.

En los subtítulos que se agregaron en la edición posterior al plano secuencia que muestra el reloj de Peña, se cuestiona si es posible que un funcionario público, sin actividad empresarial ni ingresos adicionales, puede convertirse en cliente frecuente de una tienda como ésa, donde nutren su guardarropa súper estrellas, magnates y miembros de la realeza.

¿Como puede Enrique Peña Nieto gastar esta cantidad de dinero si solo ha sido funcionario publico?